sábado, 28 de enero de 2012

José Martí en Estados Unidos: una elección de presidente


  
Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

«Todo es ahora política. En los Estados se reúnen las convenciones de cada partido: del demócrata que está en el poder, del republicano que aspira a arrebatárselo, de los trabajadores que no llegan a unirse, de los “abstinentes” como pudiera llamarse a los enemigos de la venta de licores, de las mujeres que han elegido por candidato a la Presidencia a una leguleya de Washington, a Belva Lockwood, que anda en un triciclo».

En 1888, José Martí se hallaba en Nueva York. El 1 de junio de ese año, le envía una carta al director del periódico La Nación, de Buenos Aires, compilada en el tomo 11 de sus Obras Completas, como Elecciones (páginas 461-471). Martí anuncia la reunión de los republicanos en Chicago, y aprovecha para explicar el término caucus que no es más que «la junta libre de los electores del partido en una localidad».

El caucus, se efectúa desde el caserío o barrio hasta la convención nacional, —pasando por la ciudad, el condado y el Estado—, que es quien escoge los candidatos y acuerda la doctrina por la que han de batallar. En cada una de estas instancias, se puede medir la corrupción de los partidos. En Nueva York, de dos mil juntas locales se realizaron 719 en tabernas: « […] se celebraron de veras, alrededor del barril, y llenos de espuma los vasos».

 Elgobierno de Grover Cleveland (1885-1889) representaba el retorno de los demócratas al poder. José Martí ya había analizado este partido en sus textos anteriores, y se entiende una preferencia a Cleveland, frente a la pudrición del sistema republicano norteamericano, encabezado por el trinomio Harrison-Blaine-Norton. Luego de las elecciones, Benjamín Harrison, fue el vigésimo tercer presidente de Estados Unidos, (1889-1893).

El 6 de noviembre de 2012, se celebrarán elecciones presidenciales en Estados Unidos, y parece que el análisis realizado por José Martí hace 124 años perdura en esencia, sólo con un ligero cambio de nombres. 


Analicemos algunos ejemplos:

El sitio Cubadebate publicó la información: Aspirante republicano Romney atacado por hacer apuesta por USD 10.000, donde se relata lo ocurrido entre el millonario Mitt Rommey y su rival Rick Perry, al realizar una apuesta de 10000 dólares, una suma importante en tiempo de crisis mundial.

Del blog Cuba, te llama, tomamos la información: Ahogar a Cuba por hambre: la promesa electoral que Newt Gingrich hace a los exiliadosde Miami. Este aspirante a la nominación por el Partido Republicano en las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, envió al exilio histórico cubano, una carta contra las autoridades y el pueblo de la isla, con el fin de ganar votos entre la comunidad cubanoamericana de Miami, en la reyerta que sostiene con su más poderoso rival Mitt Rommey.

En revancha, el actual presidente demócrata Barack Obama —cuya maquinaria de campaña recaudó 760 millones de dólares en las elecciones de 2008 contra el republicano John McCain—, podría exceder los mil millones de dólares en busca de su reelección en 2012.

José Martí había llegado a Nueva York el 3 de enero de 1880 y permaneció allí hasta 1895: durante 15 años vivió en el monstruo y efectivamente, le conoció las entrañas. Su lugar de trabajo fue por mucho tiempo su cuarto, en la hospedería de Manuel Mantilla, hasta que encontró una oficina donde estaba el consulado de Uruguay con el número 120 de Front Street.

El enjuiciamiento de la lucha entre los Partidos Republicano y Demócrata, realizado por el Héroe Nacional Cubano, en sus Escenas Norteamericanas, constituye una parte decisiva para entender su pensamiento político y antiimperialista, tan vigente en el escenario norteamericano contemporáneo. A 159 años del natalicio del más universal de los cubanos, su texto renace, se redimensiona, entre aquellos que comparten su ideología.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada