viernes, 27 de enero de 2012

Retos del modelo económico cubano en el mundo actual


Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu


Con la ponencia “Cuba: Economía y Desarrollo”, impartida por el Dr. Juan Triana Cordoví del Centro de Estudios de la Economía Cubana, se inició una serie de conferencias en la Universidad de Oriente, que tiene como hilo conductor, la actualización del modelo económico cubano y su inserción en la economía mundial. 


La jornada científica fue organizada por la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la casa de altos estudios en Santiago de Cuba, en coordinación con la Asociación Nacional de Economistas de Cuba, en el territorio.


La conferencia del Dr. Triana se centró en tres ejes temáticos: el crecimiento económico, los lineamientos políticos y económicos aprobados por el VI Congreso del Partido, y el desarrollo de la economía cubana.

Los especialistas en las Ciencias Económicas establecen la magnitud de la taza de crecimiento económico, a partir del aumento del Producto Interno Bruto, traducido en el mejoramiento de ciertos indicadores como la producción de bienes y servicios. Cuba ha alcanzado un desarrollo del 2,7%, y según el plan económico y el presupuesto del Estado para el 2012, —aprobado por el Parlamento cubano el 23 de diciembre de 2011—, se prevé un aumento del 3,4 por ciento. Esta cifra es representativa, si bien que, la experiencia internacional en países desarrollados demuestra que la taza de crecimiento debe estar por encima del 7%.


Teniendo en cuenta este escenario, el Dr. Triana identificó algunos problemas: Al estudiar la taza de crecimiento de 1959 al 2007, los períodos que se han correspondido con etapas de regulación hacia la descentralización, han sido mejores en el crecimiento y en la eficiencia, que los períodos que se han correspondido con las etapas de regulación hacia la centralización.

En virtud de aspirar a un cambio, el Dr. Triana se refirió a la necesidad que tiene el país de invertir en los sectores donde la productividad, la eficiencia y la calidad poseen niveles altos, para evitar la importación de rublos económicos que se podrían producir en los límites nacionales, como el arroz. Igualmente mencionó la ayuda que significa la inversión extranjera, aprobada por la Asamblea Nacional en su sesión del 5 de septiembre de 1955. Esta  Ley 77 para la Inversión Extranjera, establece regulaciones sobre las cuales se basa la inversión, teniendo en cuenta la soberanía nacional y la protección y uso racional de los recursos naturales.


Proceso de cambio: ganadores y perdedores

En relación con los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, el Dr. Triana Cordoví los calificó como el resultado de repensar todo el proceso de transformaciones que ha experimentado la economía cubana desde 1990. Luego del derrumbe del campo socialista, Cuba sintió la necesidad de una nueva transformación desde dentro hacia afuera.

Este documento refleja un consenso político, porque cada uno de los puntos fue debatido y criticado por el pueblo cubano. Un ejemplo es el lineamiento 55 de la Política Cambiaria:
Se avanzará hacia la unificación monetaria, teniendo en cuenta la productividad del trabajo y la efectividad de los mecanismos distributivos y redistributivos. Por su complejidad, este proceso exigirá una rigurosa preparación y ejecución, tanto en el plano objetivo como subjetivo.
A partir de su discusión, quedó de esta manera:
Se avanzará hacia la unificación monetaria, teniendo en cuenta la productividad del trabajo y la efectividad de los mecanismos distributivos y redistributivos. Por su complejidad, este proceso exigirá una rigurosa preparación y ejecución, tanto en el plano objetivo como subjetivo.
Y la fundamentación estuvo en la eliminación del condicionamiento absoluto de la unificación monetaria al incremento de la productividad del trabajo, atendiendo a 276 opiniones en 14 provincias.

Una pelea cubana contra el subdesarrollo


Cuba y los cubanos no hemos renunciado a nuestra condición de socialistas, pero la realidad implica la inserción de nuestra economía, dentro de un mercado capitalista globalizado. El desarrollo económico, representa la capacidad de países o regiones para crear riquezas a fin de promover y mantener la prosperidad y bienestar económico y social de sus habitantes. Sin embargo, el desarrollo de Cuba, implica mucho más que la actualización o transformación de su modelo económico.

Por un lado, los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, participan de ese proceso, pero por otro lado, no es todo lo que hay que hacer. Hoy el desarrollo es un concepto transdisciplinario, que tiene apellidos como sustentable, sostenible, social…, pero lo cierto es que hasta ahí debe encaminarse el trabajo, remarcó el profesor del Centro de Estudios de la Economía Cubana y militante del Partido Comunista de Cuba.

Al término de su conferencia, el Dr. Juan Triana Cordoví se refirió al potencial de los cubanos y la socialización política y cultural que hemos alcanzado. La transformación del modelo económico, no se puede llevar a cabo si no se discuten estos temas y si no estamos convencidos de lo que a cada cual le toca hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario