sábado, 24 de marzo de 2012

Liborio no entiende de política, pero irá a la Plaza a adorar a la Virgen de la Caridad



Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

Liborio representa al pueblo cubano. Esta caricatura creada por el matancero Ricardo de la Torriente refleja un hombre de campo, dicharachero, bromista; el ejemplo del sufrimiento por los engaños de la politiquería de la República neocolonial en Cuba, y al mismo tiempo ingenuo y creyente hasta los huesos. Su fe no radica en la lectura de obras o la investigación de hechos; su advocación a la Virgen de la Caridad es espontánea, porque creció en un hogar donde se respiraba el culto a Cachita, la que logra hacer milagros.

Por causa de su creencia, Liborio irá este lunes a la plaza de la Revolución Mayor General Antonio Maceo Grajales, para participar de la acción de gracias que hará Su Santidad Benedicto XVI. Liborio no entiende nada de política; sin embargo, la visita del Papa a Cuba ha devenido un fenómeno político y mediático que acapara la atención del mundo entero.

En la agenda de los medios sobresalen varios temas: las relaciones entre el gobierno cubano y las autoridades eclesiásticas de la Isla; la apertura de Cuba al mundo y la polémica sobre la factibilidad del socialismo, más la veneración sincrética de los cubanos a la mítica imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre.

Recientemente, varias agencias de prensa publicaron las acciones de grupos disidentes en Cuba, al instalarse en la Catedral de La Habana, asumiendo actitudes de demandas. En consecuencia, las autoridades católicas manifestaron su rechazo a los querellantes, al alegar que la visita del Jefe del Vaticano, no se tomaría como pretexto para desacreditar la Revolución. La Habana igualmente denunció hace unos días la puesta en marcha de una campaña organizada por grupos contrarrevolucionarios radicados en Estados Unidos para generar provocaciones e inestabilidad durante la estancia del Papa.

Benedicto XVI, por su parte, ya ponía en tela de juicio el sistema socio económico cubano, en una conferencia de prensa presidida ante unos periodistas a bordo del avión que lo trasladaba a México. Afirmó que el comunismo ya no funciona en Cuba y que la Iglesia está dispuesta a ayudar a la isla a encontrar nuevas formas de avanzar sin "traumas".

"Hoy es evidente que la ideología marxista en la forma en que fue concebida ya no corresponde a la realidad", apuntó. "Nuevos modelos deben ser encontrados con paciencia y de forma constructiva”.

En tal sentido, Bruno Rodríguez Parrilla, titular cubano de relaciones exteriores, expresó en conferencia de prensa, que el gobierno de Cuba escuchará “con respeto” a Benedicto XVI. Rodríguez también dijo que "la libertad y la dignidad del ser humano" figuran entre los valores supremos del pueblo cubano y que desde que inició la formación de la nación hasta hoy "hemos luchado y luchamos por una Cuba libre". Igualmente, remarcó que "el proyecto social cubano está abierto al intercambio”.

En su discurso al pueblo mexicano, Benedicto XVI declaró que venía “como peregrino de la fe, de la esperanza y de la caridad”. En otro momento remarcó que “la acepción primera, la caridad «es ante todo y simplemente la respuesta a una necesidad inmediata en una determinada situación» (Deus caritas est, 31,a), como es socorrer a los que padecen hambre, carecen de cobijo, están enfermos o necesitados en algún aspecto de su existencia.

“Nadie queda excluido por su origen o creencias de esta misión de la Iglesia, que no entra en competencia con otras iniciativas privadas o públicas, es más, ella colabora gustosa con quienes persiguen estos mismos fines. Tampoco pretende otra cosa que hacer de manera desinteresada y respetuosa el bien al menesteroso, a quien tantas veces lo que más le falta es precisamente una muestra de amor auténtico.”

¿Con qué propósitos, Su Santidad Benedicto XVI critica la sociedad cubana? ¿En qué medida asume tales funciones, cuando la iglesia católica y el vaticano, han sido reprochados por las riquezas que atesoran, mientras una parte del mundo muere de hambre, disentería y otras enfermedades curables? ¿Hasta qué punto el término “peregrino de la caridad” puede funcionar para un hombre con un pasado bochornoso? ¿Acaso el menesteroso del que habla el Papa, tiene relación con el hombre ayudado por el buen Samaritano?

Hay mucho de cierto, “nuevos modelos deben ser encontrados”, y también nuevas alianzas para acercarnos a lo que sería democracia y pariticipación, pero el discurso no debe ser en contra de los indigenistas latinoamericanos, o en contra del imaginario de las personas que han aprendido a morir todos los días con Jesús en la cruz. El respeto a la fe de cada quien, y a la manera en que un gobierno emprenda caminos en busca del desarrollo de la sociedad, son premisas a defender en cualesquiera de las tribunas.

Cuba al igual que otros países pertenece al llamado tercer mundo. Hay carencias materiales, pero no falta espíritu, ni hospitalidad.

Por eso Liborio no tiene en cuenta los enfoques políticos que suceden en relación con la visita del Papa, ni mucho menos, las contradicciones que puedan existir con los manifestantes de otras religiones en Cuba. Para Liborio, la efigie de 40 cm con rostro campesino, de pómulos salientes, ojos grandes rasgados y nariz aguileña, es su virgencita, la Patrona de Cuba.


Por ella dará una cordial bienvenida al sucesor de Jesucristo en la tierra y por ella, cantará la popular pieza de Miguel Matamoros: “Y si vas al Cobre, quiero que me traigas, una virgencita de la Caridad. Yo no quiero flores, yo no quiero estampa, lo que quiero es Virgen de la Caridad.”

Programa de la visita del papa Benedicto XVI a Cuba (26-28 de marzo)

Santiago de Cuba, Lunes 26 de marzo de 2012.


02.00 PM Ceremonia de bienvenida en el aeropuerto internacional Antonio Maceo de Santiago de Cuba.
05.30 PM Santa Misa en ocasión del 400 aniversario del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre en la Plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba.

Santiago de Cuba, Martes 27 de marzo de 2012.

09.30 AM Visita al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre de Santiago de Cuba.
10.30 AM Salida del aeropuerto internacional Antonio Maceo de Santiago de Cuba hacia La Habana.

La Habana, Martes 27 de marzo de 2012.

12.00 M Llegada al aeropuerto internacional José Martí de La Habana.
05.30 PM Visita de cortesía al Presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de la República en el Palacio de la Revolución de La Habana.
07.15 PM Encuentro y cena con los obispos cubanos y el séquito papal en la Nunciatura Apostólica de La Habana.

La Habana, Miércoles 28 de marzo de 2012

09.00 AM Santa Misa en la Plaza de la Revolución de La Habana.
04.30 PM Ceremonia de despedida en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana.
05.00 PM Salida del aeropuerto internacional José Martí de La Habana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada