sábado, 23 de junio de 2012

Gestión del Periodismo Hipermedia en la Cultura Universitaria




Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu
 
La comunicación con todos sus niveles, modelos teóricos, epistemológicos y sistema de conocimientos propios de las ciencias humanísticas junto con los préstamos que asume de la psicología y la sociología, participa de los procesos que se desarrollan en la Universidad. Ninguna de las acciones primarias de un Centro de Educación Superior, —docencia, investigación y extensión—, podrían llevarse a cabo, sino se asume la comunicación, no sólo la que se establece entre los sujetos y áreas implicadas en los eventos; también hay que tener en cuenta la comunicación que se genera con las restantes unidades de la sociedad y el mundo, más los canales utilizados para tales propósitos.

La Universidad es una entidad que conserva y amplifica la cultura acumulada por la humanidad. Cultura, —desde un punto de vista holístico—, va más allá del proceso de acumulación bancaria y repetición de conocimientos que criticó el pedagogo brasilero Paulo Freire (1996). Cultura incluye además, la visión Gramsciana (1973), en la cual es imprescindible analizar y criticar la realidad objetiva, a través de los actores sociales, su organización, la disciplina interior de la persona y la conquista de una conciencia superior por la cual se llega a comprender el valor histórico de cada uno, su función en la vida, deberes y derechos.

La comunicación es responsable de la socialización política de esa cultura y el periodismo, como ciencia y arte, es un catalizador al enmarcar la realidad y los procesos que otras personas conocerán, por medio de lo que se publica en los medios de comunicación. Si en la Universidad se sintetizan las restantes unidades de la sociedad, el proceso de enseñanza aprendizaje del periodismo y su práctica cotidiana, en consecuencia, deben asumirse con un carácter político bien definido, que proporcione una metodología para dar respuesta a los problemas que se generan dentro y fuera del perímetro universitario.

Sin embargo, la comunicación en nuestros días, se desarrolla a través de medios tradicionales y otros, que han surgido como resultado de la transformación de la sociedad industrial, en tecnológica. Hoy día habitamos la sociedad de la información (Castells, 2005), en la cual el poder se focaliza “en las redes de intercambio de información y manipulación de símbolos que relacionan a los actores sociales, las instituciones y los movimientos culturales”. En el artículo Anatomía de una revolución, el científico español Castells explica el conjunto de circunstancias concurrentes que derivaron en "la primera gran revolución del siglo XXI", en la que la tecnología fue condición necesaria pero no suficiente. La aldea global que adelantó el sociólogo canadiense Marshall Mc Luhan está sometida a una transformación general en torno a la numerización de mensajes, costumbres y maneras de asumir la vida.

El periodismo está cambiando junto con los soportes y las vías de comunicación, a tal punto que los investigadores sociales (Canavilhas, 2007; Díaz Noci, 2004; Haber, 2004; Salaverría, 2006 y Varela 2010), hablan de una re contextualización de los paradigmas éticos, epistemológicos y deontológicos del periodismo.

Los grandes emisores han perfeccionado sus herramientas; los discursos se han homogeneizado y los canales se multiplican. Se habla de pirámide tumbada (Canavilhas, 2007) o invertida horizontal (Franco, 2010); el lenguaje hipertextual y los enlaces que conectan bloques de textos de manera electrónica. Hoy día la tediosa consulta del lector de fuentes RSS ha dejado lugar a los chateos que, ciertamente, resultan más amables, personales y divertidas. El gigante Google, proyecto doctoral de los investigadores sociales Serguei Brin y Larry Page, ha devenido un ciber monopolio, que nos ayuda a transitar por los millones de caminos y encrucijadas de la red.

Con Internet han nacido otros medios y redes sociales. El Dr. Jesús Miguel Flores Vivar, de la Universidad Complutense de Madrid, se refiere a los blogs como el “Big Bang” de la información y comunicación. Ya en el 2004, el término “blog” había sido denominado palabra del año, por la cantidad de búsquedas focalizadas en Internet. En la actualidad, somos testigos de la explosión del “blog bang”, en un intento por resaltar la connotación del fenómeno.

El fenómeno de las redes sociales anima a teorizar sobre los postulados científicos de lo que se podría llamar ciberetnografía, para actuar de frente a las comunidades virtuales. A través de Facebook, Twitter, Linkedin o YouTube, por sólo citar cuatro ejemplos, se mueve un flujo de información diaria, nunca antes vista. La publicación de contenidos y la interacción que se genera entre los actores de las redes sociales, posibilita la creación de líderes de opinión y criterios de agenda entre los medios y las personas. Además, las redes sociales ya han demostrado su efectividad, como sistema nervioso social, al constituir los canales de socialización de las campañas políticas de presidentes como Hugo Rafael Chávez Fríaz, quien con su cuenta en twitter @chavezcandanga, es uno de los que más seguidores tiene en Latinoamérica y el mundo.

Aquel refrán el periódico de ayer sólo sirve hoy para envolver el pescado, tendrá que ser reformulado. Estamos en presencia de una realidad que se transforma constantemente y en efecto, se podría cuestionar incluso el futuro del periodismo, porque de acuerdo con la semántica del término, los sitios en Internet no se actualizan periódicamente, sino a cualquier hora y en cualquier lugar.

Todo este sistema de conocimientos más los procesos políticos, culturales y de otra índole que ocurren dentro de los límites teóricos de la comunicación y el periodismo, constituye el plan analítico de estudios de la disciplina Periodismo Hipermedia que se imparte a los estudiantes cursando el tercer año de la carrera. La disciplina está dirigida al análisis en profundidad del espacio y las comunidades electrónicas, donde se gestan la mayoría de los procesos mediáticos cliqueados y compartidos a través de enlaces, tanto en los medios de comunicación, como en los sitios participativos, alternativos y las redes sociales. A su vez, la disciplina se orienta hacia la enseñanza de los lenguajes profesionales propios de la informática, y la gestión de información para trabajar en equipos multidisciplinarios, con vistas a su aplicación en el contexto universitario o en cualquier empresa del país.

La autogestión de métodos y técnicas investigativas en la Universidad, permite a los educandos la posibilidad real de construir el conocimiento desde una perspectiva colectiva, lo cual favorece el desarrollo de sus competencias profesionales, su autonomía y autodeterminación, para analizar procesos globales, nacionales y locales, que serán sistematizados a través de trabajos de campo o de diploma.

Estudiantes y profesores desde el ciberespacio


En el contexto universitario, se desarrollan varios procesos que necesitan la presencia de profesionales de la comunicación, como el III Foro Social Universitario celebrado entre el 5 y el 15 de marzo de 2012. Los estudiantes enviaron una carta al presidente Barack Obama demandando la libertad de los 5 cubanos antiterroristas: se demostró la eficacia de la cobertura y la utilización de las redes sociales, al permitir que el mensaje fuese compartido por otras comunidades universitarias. Otro ejemplo a nivel institucional, es la Campaña por el 65 aniversario de la Universidad de Oriente. La presencia periodística se demuestra a través de artículos de fondo publicados en la siguiente dirección: http://www.simbolodevida.uniblog.uo.edu.cu

Por otro lado, la elaboración del concepto de Nuevo Periodismo Electrónico (Pérez Fumero, 2011), responde al encuadre de un tema como la socialización política de la campaña por las elecciones parlamentarias, —realizada en Venezuela para garantizar el triunfo del presidente Chávez en las redes sociales y en los comicios de su país—, y de esta forma, aportar un nuevo enfoque a una realidad todavía en proceso de definición.

La noción teórica del Nuevo Periodismo Electrónico, quedó definida metodológicamente como una práctica ciberinformativa marcada por los nuevos paradigmas de la comunicación, en el ejercicio de la prensa. Relaciona además, los siguientes aspectos:

  • la redefinición de la profesión periodística y de los (ciber) géneros periodísticos,
  • simbiosis del hipertexto y de los enlaces comunicacionales.
  • nuevas técnicas de producción, recepción, transmisión de noticias.
  • redimensionamiento epistemológico, ético y deontológico del periodismo.

La variable “alternatividad” también demandó el estudio discursivo de los diferentes usuarios, clientes y prosumidores que comparten contenidos y símbolos culturales en el ciberespacio, para determinar frecuencia y representatividad por la forma en que publican sus textos, sus afiliaciones políticas y las plataformas más usadas. Alternatividad quedó definida como una práctica comunicativa marcada por la multiplicidad de discursos, la construcción y encuadre de textos con intereses específicos para cada publicación, que generan a su vez, un redimensionamiento de la comunicación a partir del uso de nuevas plataformas electrónicas en la web 2.0.

Otras investigaciones que se enmarcan en esta realidad fueron realizadas por los estudiantes (Loo Vázquez, 2010 y Torres Covas, 2011), quienes analizaron por una parte los blogs de los periodistas santiagueros y cubanos, atendiendo a los niveles de posicionamiento y representatividad en el mundo. Y por otra parte, la revisión teórica y epistemológica de la profesión y los conceptos periodísticos a través de la red social Twitter.
Al decir Martí “trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras”, demostraba la capacidad de convocatoria y liderazgo de los eventos discursivos. Hoy día, comunicación, revolución y tecnología van de la mano y es la Universidad, la encargada de la formación de profesionales que den respuestas a los nuevos problemas y enfoques.

Los estudiantes de Periodismo y de otras carreras serán eficientes en la medida en que utilicen las nuevas tecnologías, no para sostener una ideología dominante, sino para animar a su contestación. No para ratificar el concepto de la vida y de las cosas, sino para investigar, generar teorías y cuestionar la viabilidad de las personas —que en nombre del progreso—, aumentan sus diferencias. El uso de las tecnologías de la información a favor de la comunicación y los procesos políticos y sociales, Internet, las redes sociales y cualesquiera de los sitios o portales, pueden prestar —desde el punto de vista holístico—, un formidable servicio a esta causa, o pueden ser el cadalso del pensamiento único y universal.

Bibliografía

CANAVILHAS, João (2007). Webnoticia: propuesta de modelo periodístico para la www, pdf.
CASTELLS, Manuel (2005). La Era de la Información, Tomo I, Economía, Sociedad y Cultura, Capítulo 1, La revolución de la tecnología de la información, pdf.
DÍAZ NOCI, Javier (2004). Los géneros ciberperiodísticos: una aproximación teórica a los cibertextos, sus elementos y su tipología, pdf.
FLORES VIVAR, Jesús Manuel (2007) Los blogs en la reinvención del periodismo y los medios, pdf.
FRANCO, Guillermo (2010). Necesidades de formación para medios digitales en América Latina. Hallazgos útiles para el diseño de seminarios, talleres y actividades sobre la creación de contenidos web en América Latina y el Caribe. Agencia Española de Cooperación internacional para el desarrollo, disponible en http://www.humanismoyconectividad.wordpress.com/2010/08/30/algunos-pdf, consultado el 25/11/2010.
FUENTES G. Homero Calixto; MONTOYA R. Jorge y FUENTES S. Liana (2011). La formación en la educación superior. Desde lo holístico, complejo y dialéctico de la construcción del conocimiento científico, Ediciones UO.
FREIRE, Paulo (1996). Pedagogía del oprimido. Editorial Siglo XXI, México.
HABER GUERRA, Yamile (2004). Elementos para una teoría del lenguaje de los textos periodísticos impresos. Una modalidad discursiva. Consideraciones Preliminares, Revista Latina de Comunicación Social No. 58, de julio-diciembre de 2004. Extraído el 20 de enero de 2010 de: http://www.ull.es/publicaciones/latina/20045826.haber.pdf
-------------------------------------- (2011). La noticia en la era de la comunicación hipertextual. Hacia un nuevo estatuto epistemológico del periodismo, Comunicación Social en el siglo XXI, Centro de Lingüística Aplicada, Santiago de Cuba.
NOGUERA VIVO, José Manuel (2007). La percepción mediática de los blogs: del miedo al intrusismo al intrusismo de los medios, pdf.
PÉREZ FUMERO, Enrique (2011). Política y Poder en el Nuevo Periodismo Electrónico. Elecciones parlamentarias en Venezuela desde el Framing. Tesis de grado, Departamento de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Oriente.
SALAVERRÍA, Ramón (2005). Redacción periodística en Internet, Editorial Pablo de la Torriente Brau.
VARELA, Juan (2005). Periodismo 3.0 desde el margen, disponible en: http://www.fpes.org/abr/may2005/story823.asp, consultado el 25/11/2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada