sábado, 26 de mayo de 2012

El lápiz confundido: exámenes de ingreso a la Educación Superior en Cuba



Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

El pasado viernes 11 de mayo tuvo lugar en Cuba, el examen de Español Literatura para los estudiantes de duodécimo grado que aspiran a una plaza en las aulas de la Universidad y en consecuencia, graduarse de la especialidad escogida. Me refiero a este ejercicio académico, porque tuve la oportunidad de participar en el dictado y además, de constituir miembro del jurado que evaluó los aspirantes.

Sin tener una experiencia previa en la técnica del dictado, tomé el documento en mis manos y lo estudié a profundidad. Al tiempo de leerlo varias veces, marqué los fonemas de difícil pronunciación, los grupos rítmicos que no podía partir, más las cadencias, semi cadencias y pausas necesarias para que el texto fuera entendido. Llegado el momento, hice el dictado en voz alta y al pasar por entre los educandos pude percibir que algunos no tenían la competencia adquirida: se quedaban atrás por escribir demasiado lento, cambiaban términos y añadían neologismos y ni hablar de las faltas de ortografía.

La percepción inicial quedó corroborada, cuando comenzaron las revisiones de los exámenes: los errores eran más frecuentes y la cantidad de estudiantes que los cometían iban en ascenso. ¡Había un desconocimiento parcial de lo que se demandaba en la prueba y lo que estaba en juego a partir de los resultados! Sin embargo, no basta con referirse a los estudiantes, si antes no se analiza pedagógica, científica y culturalmente, la concepción de las pruebas.

Un examen de ingreso a la Educación Superior se caracteriza por su rigor. Los estudiantes deben demostrar las competencias y conocimientos adquiridos en tres años que dura la Enseñanza Media y además, el estudiante debe ser capaz de sobresalir porque también se trata de una competencia por alcanzar mayores notas y mejores puestos.

El examen de Español Literatura, en revancha, carecía de lógica. La pregunta III de redacción —que fue la que pude revisar—, demandaba al estudiante la narración y caracterización de un objeto preciado para él o su familia en más de dos párrafos. En más del 50 % de las pruebas que revisé no se cumplía esta simple orden o por el contrario, se mal interpretaba. Hubo quien refirió el objeto más preciado a su perra, el garaje, sus padres o él mismo dentro de la casa, de modo que era imposible darle alguna calificación. ¡Pero si se analiza la clave de evaluación, también hay incorrecciones! Por ajustarse al tema —escribir sobre el objeto— el estudiante obtenía 6 puntos; por mencionar y caracterizar el objeto, 4; y por escribir más de un párrafo, se obtenían 2 puntos más, para hacer un total de 12. Los 8 restantes que completaban los 20 puntos de la pregunta, se ganaban por la ortografía y la morfosintaxis.

¿Cómo es posible que ésta sea la distribución? ¿Cómo se puede exigir madurez psicológica y vocabulario para entrar a la Universidad, cuando piden comentar sobre un objeto preciado? ¿Qué representación social tienen los jóvenes cubanos nacidos después de los años 90, sobre un objeto preciado o significativo? ¿En qué condiciones se desarrolla la vida actual de los jóvenes cubanos? ¿Qué socialización política tienen los adolescentes y jóvenes? ¿Cuáles son sus hábitos de consumo cultural?

Un buen porciento de aspirantes habló sobre el televisor como el objeto más preciado de la casa y esto causó risa a algunos. ¡El fenómeno no es risible, sino preocupante!

Recuerdo que mi niñez pasó con el sueño de tener en la casa un televisor ruso en blanco y negro para ver los dibujos animados rusos: Lolek y Volek, el cartero Fogón, la liebre y la zorra. La generación que nació después de los años 90 se le conoce en el primer mundo con el nombre de tecnológica o zapping, por la relación directa que tiene con la cultura de la pantalla, y los cubanos tampoco escapan a ese fenómeno. En consecuencia, un televisor más el DVD o la computadora, son las representaciones sociales que tienen los adolescentes y jóvenes de los objetos más preciados que hay en sus casas y además, esos equipos determinan sus consumos culturales.

Rectorado de la Universidad de Oriente

El examen de ingreso a la Educación Superior determina quién o quiénes son capaces de alcanzar una carrera y terminarla, sin embargo, hay que ser justos entre ambos lados. Si bien la prueba aplicada puede ser objeto de discusiones y reformulaciones, los estudiantes deben asumir la preparación con seriedad porque su vida profesional futura está en juego. El dominio de la lengua española no sólo determina quién habla mejor o peor, sino que representa una credencial de la enseñanza y la cultura adquiridas por los estudiantes.

La frase aquella el futuro está en las manos de los jóvenes, parece un eufemismo, dadas las condiciones naturales de la vida. Los jóvenes son dueños de su presente y lo que sean capaces de hacer ahora, estará en correspondencia con lo promisorio que pueden ser o no los años posteriores. El tiempo demostrará quién tenía la razón.

lunes, 21 de mayo de 2012

Adrián Berazaín: un hombre que hace canciones

 
Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu


Yo creo que había que distinguirse en algo / contiene una década de trabajo desde que empecé a componer canciones / Lo difícil es, con palabras cotidianas, hacer una poesía / Me caracteriza el uso de la armónica / yo hago la canción y a partir de ahí empieza el negocio / me esfuerzo porque siempre haya una fuerte dosis espiritual


De visita por Santiago de Cuba, Adrián Berazaín conoció el nivel de aceptación que tienen sus canciones, por parte de la juventud. Ya cansado, y antes de ir al aeropuerto internacional Antonio Maceo, dispuso unos minutos para conversar conmigo. Fue un diálogo sencillo, pero ameno; las palabras le salían como si ya nos conociéramos desde hace mucho tiempo. Aquella tarde, él no era el trovador ni yo el periodista; tuve la suerte de aquilatar el alma del artista que hace canciones.

E: Tengo entendido que te graduaste de Diseño… ¿qué relación existe con la música?

A B: No tiene nada que ver. Yo estudiaba en el Instituto Preuniversitario de Ciencias Exactas Vladimir Ilich Lenin de La Habana, y empecé a estudiar guitarra en 11no grado y luego a tocar con un grupo de aficionados. Cuando entré a la Universidad llegó el momento en que no sabía si dedicarme al diseño o a la música, pero resistí los 5 años de la carrera e hice el servicio social. 

E: ¿El ambiente familiar fue propicio para que naciera en ti la vocación por la música?

A B: Mi abuela paterna tenía conocimientos empíricos de música. Ella estudió en San Alejandro y por aquella época, en mi casa existía la tradición de tocar el piano por las noches. Recuerdo perfectamente el piano de pared en la sala de la casa, pero yo veía muy lejos la imagen de un hombre tocando la guitarra, hasta que llegué al preuniversitario. Mi papá sí tocaba la guitarra y era muy interesante en la escuela la presencia de un joven trovador, lleno de muchachitas que cantaban y coreaban los temas en público. Yo creo que había que distinguirse en algo: en mi aula estaban los altos, los que jugaban fútbol y a mí no me quedó más remedio que tocar la guitarra y la armónica.

E: ¿Cómo se produce finalmente la revelación del artista a través del disco Como los locos?

A B: Este disco no llegó hasta el año 2010, sin embargo contiene una década de trabajo desde que empecé a componer canciones. Contiene temas que los cantaba en todas las descargas, más otros completamente nuevos. Precisamente la última canción que incluimos fue La Estación, y mira que bien salió, hasta con un video clip que se filmó bajo el agua. En este álbum hay 12 canciones. Invité al dúo Buena Fe, Diana Fuentes, Fernando Bécquer, músicos estrellas como David Hernández que hizo la percusión menor; Michael, el bajista de Leoni Torres; Ramsés, baterista de Temperamento, y la dirección musical de Marcos Alonso.

E: Te propongo profundizar un poco en el proceso de creación. ¿De dónde Adrián Berazaín saca tantas canciones?

A B: La historia de hacer las canciones ya lo respondió Silvio Rodríguez en el documental Que levante la mano la guitarra. Cuando Víctor Casaus le pregunta, de dónde salen las canciones, éste responde, sufriendo. Yo no trato de ser tan trágico, me parece que es por necesidad, por inquietudes y otras cosas que quiero decir y busco esta manera de expresarme. De pronto es fácil buscar palabras bonitas y hacer un poema, eso es sencillo. Lo difícil es, con palabras cotidianas como bodega, guagua o libreta de abastecimiento, hacer una poesía. Yo trato como cantautor de decir cosas nuevas, que a la gente les llame la atención, que les haga reflexionar y les ayude en su filosofía diaria para ser mejores personas. 

E: ¿Qué diferencia a Adrián Berazaín de otros músicos y cantautores?

A B: Me caracteriza el uso de la armónica, que me parece un sello bastante fino. También la forma en que digo las cosas tan irónicamente, con rasgos humorísticos de vez en cuando, y me caracteriza decir cosas que otras personas quieren decir y de pronto se identifican conmigo porque las digo en las canciones y están en boca de todos; esa es una de mis mayores satisfacciones.

E: ¿Tú crees que la canción puede asemejarse a la prensa, a los políticos o a los religiosos, en las formas de decir y comunicar?

A B: Frank Delgado me enseñó hace unos años que los juglares, hoy al igual que antaño, somos unos cronistas de su tiempo, en la forma de decir, de expresarnos y da una idea de la historia que se está viviendo.

E: ¿Qué lazo une al músico con el joven fresco y sencillo que me mira a los ojos?

A B: Hace 30 o 40 años todo era más cultural y más artístico, no hacía falta un poster, un video clip. Quizás con un tema grabado ya la gente te reconocía. Ahora es necesario venderte en DVD y grabar un tema en vivo, para que las personas puedan consumirte porque actualmente en los estudios de grabación se pueden alterar las voces y las melodías. La diferencia… yo hago la canción y a partir de ahí empieza el negocio. El tema por ejemplo Si te hago canción, lo había hecho desde el 2005 y lo cantaba a menudo, y ahora en el 2012 es que se hizo popular a través de la película Fábula de Lester Hamlet. Para mí la parte espiritual termina cuando finaliza la canción y empieza la divulgación y la comercialización. 

E: ¿Si tuviéramos que definir a Adrián Berazaín en una frase, o una premisa, cuál sería?

A B: Paciencia y ganas de hacer, aunque como te dije, hoy día todo se vuelve comercial y material. En lo que a mí respecta, me esfuerzo porque siempre haya una fuerte dosis espiritual.

sábado, 19 de mayo de 2012

Quiero aprender a morir todos los días como tú

Enrique P. Fumero en Tele Turquino


Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu


«En la cruz murió el hombre un día: pero se ha de aprender a morir en la cruz todos los días. Martí no se cansa, ni habla. ¿Con que ya le queda una guía para ordenar mis papeles?»

El 19 de mayo nace una rosa blanca para un amigo sincero. Al cumplirse 117 años de la caída en combate de José Martí, su impronta renace en cada uno de los cubanos que han intentado morir todos los días, como él lo hizo en su tiempo. Su mirada se vuelve futurista; su pensamiento, una universidad hermenéutica donde se obtienen las armas de las ideas; con ellas los hombres pueden ir a la batalla para exigir lo esencial del hombre. En sus cartas están sus frases de despedida: el respeto por los amigos, el cariño que sintió por personas especiales, algunas órdenes para saber qué hacer con sus bienes literarios —en caso de encontrar la muerte—, el amor a la madre y la pena por un reyecillo secuestrado.

Muchos años nos separan de aquella decisión de regresar a Cuba con el remo de proa, y de la tergiversada reunión en La Mejorana; dicen que los sentimientos guardados pudieron más que la razón. «Ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber (…) Me conoce. En mí, sólo defenderé lo que tengo yo por garantía o servicio de la revolución.» Por eso mandó ensillar el caballo y vestido como hidalgo, penetró finalmente en la casa del alibi. Un editorial de la Revista Orígenes, de enero de 1953 nos revela otro secreto: Et caro nova fiet in die irae. Tomará nueva carne cuando llegue el día de la desesperación y de la justa pobreza.

¿Por qué resulta tan complejo aquilatar al verdadero hombre? ¿Cuántos misterios nos separan y cuántos secretos no estamos listos para interpretar? José Martí es una fuente inagotable. En el encontramos el patriotismo que en ocasiones se metamorfosea con otras carencias y tristezas. Todo en él, es música y razón.

Siempre me he preguntado, cómo es posible que este hombre sin estudiar periodismo, se haya convertido en un sacerdote de la palabra y un soldado de las publicaciones y revistas. En otras circunstancias, frente a otros imperios y con nuevas maneras y soportes de concebir y hacer el periodismo, intento con pasos breves, caminar por la senda que tú labraste; hacer mi propio camino. Poco importan las tribunas o los públicos, Martí: lanzo mi voz en el desierto, en el campo, en el mar, en el aire… ¡Quiero aprender a morir todos los días como tú! Ojala lo consiga.

«No quisiera levantar la mano del papel, como si tuviera la de Vd. en las mías; pero acabo, de miedo de caer en la tentación de poner en palabras cosas que no caben en ellas.»

martes, 8 de mayo de 2012

Le socialisme..., est-il arrivé à L'Elisée avec le président élu ?


Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

La veille, la participation des français aux urnes lors le second tour de la présidentielle a augmenté à tel point, que les politiciens estimaient un grand succès cette année de leur favori des sondages, François Hollande. Alors le candidat du PS Hollande, est devenu le septième président socialiste de la Ve République  (51,67% des suffrages) après François Mitterrand qui avait rempli deux mandats entre 1981 et 1995.  

Mais, comment est-il ? Les témoignages de deux voisins de son appartement du XVe arrondissement de Paris, rue Cauchy, nous approche à l'homme politique et être humain : «Il est calme, posé, charmant, il n'hésite pas à discuter avec les gens qui l'entourent ou qu'il croise simplement», «Il a le sourire facile» et «n'a pas la grosse tête. Il adore se faire photographier aux côtés des jeunes de son quartier».


Désormais, le nouveau président s'engage aux projets socialistes de sorte qu'il puisse supporter le haut niveau et qualité de vie des français, qu'ont lui donnés le pouvoir politique. Remarquons les mesures que François Hollande devrait maître en pratique selon un calendrier fixé jusqu'en juin 2013 :   

·        l'augmentation de 25 % de l'allocation de rentrée scolaire (par décret); 
·        le blocage pour trois mois des prix des carburants (par décret); 
·        la mise en place d'une caution solidaire pour permettre aux jeunes d'accéder à la location
·        la garantie pour l'épargne défiscalisée (avec la création du livret épargne industrie)  

·        La présentation du projet de loi de programmation des finances.
·        La suppression de la "TVA Sarkozy" appliquée depuis le 1er avril 
·        La séparation des activités de dépôt et des activités spéculatives 
·        Le réexamen de la rentrée scolaire 2013, notamment pour les Rased 
·        La commission de préparation de "l'Acte II de l'exception culturelle" 

·        La création de 1 000 postes (sur les 5 000 prévus) pour la sécurité et la justice 
·        La fin de la convergence tarifaire public-privé à l'hôpital 
·        La négociation avec les partenaires sociaux sur la réforme des retraites 
·        Une loi sur la tarification progressive de l'eau, de l'électricité et du gaz 
·        Le droit au mariage et à l'adoption pour tous les couples 
·        Le droit de finir sa vie dans la dignité
 
Maintenant la gauche a l'opportunité de démontrer qu'elle peut réussir jusqu'à les scrutins à venir en 2014. Pourtant les français espèrent que la phrase d'Hollande : «c'est le temps de changements» soit vraie. 

lunes, 7 de mayo de 2012

Franc succès du concours de la Chanson Française !


Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

Lors d’un festival de la chanson française on attend un programme qui mêle rencontres avec la culture française et leur patrimoine musical. C’est dans cet esprit qu’il faut comprendre le concours : il s'agit plus de la conscience d'avoir en commun la musique et la langue francophones, que des prix ou des voyages, même si ils sont assez appréciés. Alors l’Alliance Française à Santiago de Cuba a célébré une nouvelle édition du concours qui a eu lieu le samedi 5 mai 2012 dans la salle de concerts Dolores. Personne n’a trouvé un prétexte, quelconque, pour ne pas y aller !

À force de patience les professeures Raisa Morlá et Rosana Fernández ont préparées les participants dont la plupart étaient débutants. Cette année il y a eu une très bonne sélection des chansons et des rythmes, permettant une  meilleure performance de chanteurs amateurs sur le plateau. Par contre, on a choisi un mauvais couple de présentateurs ; ils semblaient comme l’huile et le vinaigre, insolubles alors. Ce soir là, les assistants palpitaient de stress et d'émotion : comment est mon maquillage ? Ma coiffure ? Mon nœud de cravate ? Chaque concurrent put enfin se concentrer dans le silence, avant d'affronter l'épreuve tant attendue et redoutée. En revanche, la salle bruissait d'impatience

Tous les candidats ont défendu avec brio leur chanson française. Et finalement les gagnants ont été annoncés ! La troisième et la deuxième lauréates furent María Eugenia Conte et Orielis Mayé. Cette année, la fille Evelyn Dupuy a mérité la première place et le prix du public, avec la chanson L’essentiel.

Dorénavant les gagnants auront une autre compétition à La Havane. Qui sait, qui est sur le point d’aller un mois à Paris ? Celui, quel qu’il soit, qui défend la musique française : celui que profite le mieux de l’opportunité d’être écouté avec la complicité et le charme des chansons françaises. Pour le reste… à l’année prochaine !

sábado, 5 de mayo de 2012

Karl Marx: coloso moral



Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu


Las primeras palabras que escuché de él, fueron pronunciadas por una profesora de Literatura de la Secundaria Básica. En aquel entonces, estudiábamos la obra de teatro Las aceitunas de Lope de Rueda, donde se abordaba la relación jerárquica que establece la propiedad privada entre los hombres. La sentencia vino otra vez a mi mente, a través de un pensamiento de Miguel de Cervantes en voz de Alonso Quijano sobre los tiempos en que nada era de nadie. Sancho no entendía muy bien la metáfora, pero el ejemplo estaba claro, a pesar de la diferencia en el tiempo.

Estos hallazgos sirvieron de antecedente para un encuentro definitivo que ocurrió entre los libros y las interminables jornadas de estudio en la Universidad de Oriente.

A fuerza de voluntad, me adentré en el mundo de la economía política. La mayoría de las obras, tratados y filosofías, conducían al pensamiento de un hombre universal, criticado, mal interpretado, pero muy citado y referenciado: Karl Marx. Su obra cumbre El Capital, era como un evangelio para la comprensión de los mecanismos fundamentales que rigen el funcionamiento de la sociedad moderna, en especial con su reelaboración de la teoría del valor. Otra profesora decía una broma con acierto: «los tanques pensantes del capitalismo tienen El Capital como almohada».

Karl Heinrich Marx (1818-1883) tuvo una vida compleja y llena de sacrificios. En su juventud abrazó las ideas de Hegel y fue víctima de la primera gran crisis del capitalismo (década de 1830) y de las revoluciones de 1848. Karl Marx, en revancha, no pudo dar comida a los hambrientos, ni pudo vestir a los harapientos; les dio a los hombres un arsenal de ideas, una teoría económica capaz de aportar explicaciones a la crisis, pero a la vez de exigir al proletariado una participación activa en ella para producir un cambio revolucionario. Y la prueba es el marxismo: un método histórico, dialéctico y materialista. Con el, los proletarios del mundo podían ir mejor preparados a la lucha.

El pensamiento de Karl Marx influyó directamente en mí, al tiempo de interpretar y criticar los problemas de una sociedad que heredé, pero que en ningún momento participé de su construcción o su debacle. A 194 años del natalicio del gigante de Tréveris, no es necesaria una reivindicación; sino una revisión de su estudio para saber cuáles caminos seguir y, —siendo justos con él—, negar todo lo que haya que ser negado para sentir al hombre en el centro del problema y propiciar un cambio revolucionario.

En 1860, Jenny, la hija de Karl Marx, sometió a su padre a un cuestionario de 17 preguntas. Un siglo después en 1960, Carlos Longuet, biznieto de Marx, entregó al Instituto de Marxismo Leninismo de la URSS, el álbum de su abuela Jenny, donde están las notas que nos acercan a este coloso moral:

1)     La cualidad que usted más aprecia:
          a)En las personas: Sencillez
          b)En los hombres: Fuerza
          c)En las mujeres: Franqueza

2)    Su rasgo característico: La coherencia de propósitos
3)    Su idea de la felicidad: La lucha
4)    Su idea de la desgracia: La sumisión
5)    El defecto que más disculpa: La credulidad
6)    Su antipatía: Martin Tupper
7)    Su ocupación predilecta: Recorrer las librerías de libros antiguos
8)    Sus poetas predilectos: Shakespeare, Esquilo, Goethe
9)    Sus prosistas predilectos: Diderot
10)  Su héroe predilecto: Espartaco, Kepler
11)  Su heroína predilecta: Gretchen
12)  Su flor predilecta: Laurel
13)  Su color predilecto: Rojo
14)  Su nombre predilecto: Laura, Jenny (nombre de sus hijas)
15)  Su plato predilecto: Pescado
16)  Su máxima predilecta: Nada humano me es ajeno
17)  Su divisa predilecta: Duda de todo

martes, 1 de mayo de 2012

Los jóvenes desfilan el Primero de Mayo por las redes sociales


 
Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu


Cuba es un país con tradición de concentraciones y multitudes de personas, y los jóvenes han sido los protagonistas de varias jornadas. No por gusto la Revolución se volvió a los jóvenes de la generación del centenario para para no dejar morir al Apóstol José Martí (1953) y tampoco resulta contradictorio que Fidel Castro haya socializado la campaña de la alfabetización, o el carácter socialista de la Revolución (1961), frente a miles de personas que aplaudieron y aprobaron el proyecto.

Con esos antecedentes y por demostrar la continuidad del proceso que se gesta en el perímetro de la mayor de las Antillas, millones de cubanos desfilan hoy primero de mayo. Van a la fiesta internacional de los trabajadores, pero están conscientes de cuánto les falta por hacer.

La generación proletaria más joven del país también comparte el jubileo por la efeméride, sin embargo, otras ideas y circunstancias rodean las motivaciones: una transformación general del modelo económico cubano; la reducción de puestos laborales por inflación de plantillas; el poco sentido de pertenencia por causa de la estatalización de los medios de producción y un salario pensado en el cambio de moneda que no satisface todas las necesidades.

¿Cuántos conflictos vive la juventud trabajadora del mundo hoy? ¿Cuántos sindicatos estudiantiles demandan autonomías y reformas educacionales? ¿Cuánta sangre debe ser derramada para permitir el paso de ese ejército?

En Estados Unidos, donde se recuerda la impronta de los mártires de Chicago en 1886, el movimiento pacífico Occupy Wall Street encabeza una serie de manifestaciones en Nueva York y otras ciudades.
La convocatoria de OWS precisa que la demostración busca denunciar los abusos financieros de los sectores más ricos del país, contra los que definen como el 99 por ciento de la población perjudicada por los males del capitalismo. La jornada del primero de mayo quizás no tenga el verdadero reconocimiento político en la patria de Washington y Lincoln, pero no pasa desapercibida por la mano de obra barata que sustenta el país, los indocumentados, o los desempleados.  En consecuencia, no queda más remedio que regresar el discurso hacia los jóvenes, quienes serán los protagonistas otras páginas de historia. Dentro del territorio norteamericano, aquellas palabras que Malcom X pronunció a un grupo de jóvenes luchadores en Mississippi el primero de enero de 1965, son más vigentes que nunca:

(…) "La razón por la que tomo tiempo para contarles esto, esto porque creo que una de las primeras cosas que ustedes los jóvenes, especialmente ahora, deben aprender a hacer es ver por sí mismos, escuchar por sí mismos y pensar por sí mismos. Entonces pueden llegar a una decisión inteligente por sí mismos".

¡Hoy día las manifestaciones no sólo se logran en las plazas o en las grandes capitales!

En tiempos donde las guerras y las campañas políticas por la silla presidencial de un país, se ganan primero a través de los sitios en Internet y las redes sociales, urge que los jóvenes aprovechen el ciberespacio para producir y compartir símbolos culturales, para desfilar por la blogosfera o la aldea global al decir de Marshall Mc Luhan, con pasos breves, pero seguros.

Retomo la idea referida a las “Universidades cubanas: ¿blogueando en contra de la ley?”, enunciada por Luis Ernesto Ruiz Martínez, en el encuentro de blogueros cubanos celebrado los días 27 y 28 de abril: "A fuerza de golpes se ha logrado que se comiencen a ver con mejores ojos las posibilidades que las redes sociales y los blogs pueden aportar al desarrollo de una cultura del debate desde posiciones revolucionarias. La barrera de la “vieja mentalidad” se aferra con firmeza ante el empuje de nuevas variantes".  
 
Las arenas del ciberespacio no son movedizas, pero pueden sumergirnos en un clima de inestabilidad y desconocimiento. Por eso en este primero de mayo, luego de desfilar por la Plaza de la Revolución Mayor General Antonio Maceo Grajales de Santiago de Cuba, me encuentro en mi puesto de trabajo de la Universidad de Oriente. Toca al periodista la función de intermediar entre el hecho noticioso y las personas (receptores, lectores, clientes o prosumidores) que consumirán el hecho noticioso.

Éste podría ser un buen titular: Multitudinario desfile de los universitarios por el Primero de Mayo. Ojala que desde mi blog Cub@periodista y los enlaces en las redes sociales Facebook, Twitter y Linkedin, el mensaje desfile con la misma fuerza.

Estas son algunas fotos tomadas por el periodista José Roberto Loo Vázquez, en el desfile por el Primero de Mayo en Santiago de Cuba.