martes, 5 de febrero de 2013

Claustrofobias: un espacio donde converge la literatura cubana


Yunier Riquenes. Tomado de La Jiribilla


Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu

Con un año de fundado, el proyecto de promoción literaria Claustrofobias apuesta por un trabajo serio en torno a la socialización de los libros, autores y movimientos editoriales.

Cub@periodista conversó con uno de sus gestores, el escritor y poeta jiguanisero Yunier Riquenes, quien se ocupa en la actualidad de Ediciones Caserón, perteneciente al comité provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en Santiago de Cuba.
  

EPF: ¿En qué consiste Claustrofobias y cuáles son las acciones que implementan?

YR: El proyecto Claustrofobias fue concebido de manera independiente, de modo que no responde a un discurso oficialista, aunque sí contamos con el apoyo de diversas instituciones como la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y la Asociación Hermanos Saíz (AHS), en la provincia.

Claustrofobias se desarrolla a través de varias acciones. A partir de la concepción de una página web homónima el 2 de enero de 2012, comenzó a materializarse el proyecto. Luego nos dimos cuenta que la página electrónica no satisfacía el ciento por ciento de los intereses iniciales y nos enrulamos hacia otras actividades.

Hoy día organizamos junto con la Editorial Oriente la campaña titulada “Todo comienza en la página de un libro”, que busca fomentar el amor por los libros y la literatura desde edades tempranas. Por causa del desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, se ha constatado en la actualidad que los niños, adolescentes y jóvenes leen menos. ¿Y cómo será el futuro próximo de los profesionales en Cuba, si no se inculca el buen hábito por la lectura desde la infancia?


Por otro lado, tenemos presencia los lunes en la revista cultural Imagen, que sale al aire por las frecuencias de CMKC Radio Revolución. En 5 minutos que dura la sección, tratamos de incentivar el interés por los libros y autores cubanos y del exterior, además de comentar las últimas informaciones relacionadas con el mundo literario.

EPF: ¿Por qué Claustrofobias?

YR: Con Claustrofobias, manejamos el concepto de decir “no” a los esquematismos y encierros mentales, porque a veces creemos que no podemos lograr las cosas desde el lugar en que estamos.

A partir del eslogan “Desde Cuba cabe el mundo” queremos insertar gran parte de la cultura cubana desde Internet. Tratamos de romper los silencios, los vacíos y las ignorancias que existen en torno a la literatura cubana. 

El pasado 2 de enero cumplimos un año con cerca de 200 mil visitas al sitio. Si bien no contamos con el acceso permanente a la red de Internet, ni tenemos el ancho de banda que nos permita hacer el trabajo que soñamos, recibimos comentarios de cualquier parte como China, Eslovenia y Austria.

EPF: ¿Quiénes forman parte del equipo de trabajo?

YR: Una de las personas imprescindibles es Nasckicet Domínguez, quien llegó hasta mi en el 2012. A partir de ese momento, hemos gestado entre los dos varias ideas. Nasckicet hace diseños de manera autodidacta y gracias a él, las personas descubren una línea estética amena apreciable en la página web, los afiches, los almanaques, los pullóveres y otros soportes promocionales.

También quisiera destacar el trabajo fotográfico, realizado por la joven cantante y fotógrafa santiaguera Evelyn Dupuy. Y además, sin los colaboradores desde la punta de Maisí hasta el cabo de San Antonio en Cuba, y los extrangeros, no sería posible mantener el proyecto.

EPF: ¿De qué manera los niños y adolescentes pueden acceder y quizás publicar en Claustrofobias?

YR: En estos momentos, el trabajo con los niños está dirigido a la promoción, porque nos interesa que los infantes tengan contacto con los libros de escritores cubanos que están en venta en las librerías. Uno de estos libros donde también colaboramos lleva por título Retoños de almendro. Es una selección de cuentos para niños y jóvenes publicada por Ediciones La Luz, que pertenece a la Asociación Hermanos Saíz, en Holguín y será presentado en el contexto de la 22 Feria Internacional del Libro en La Habana.

EPF: ¿En relación con las producciones audiovisuales, tienen pensado reflejar una promoción literaria específica, o diferentes estéticas?

YR: Recientemente presentamos en el espacio El Sábado del Libro, el DVD Otros campos de belleza armada, contentivo de una lectura de poemas inéditos realizada por su autor, el poeta espirituano Reynaldo García Blanco.

Ahora se encuentra en post producción una lectura promocional del libro Aspersores, del poeta holguinero Luis Yuseff, galardonado con el premio de poesía Nicolás Guillén. Este material audiovisual sirve como promoción al libro antes mencionado: Yuseff lee sus poemas, comenta cuáles fueron las principales motivaciones del libro y cómo fue el trabajo con la editorial.

Tenemos intereses de hacer otras compilaciones en DVD con diversas generaciones, promociones y estéticas. Sin embargo es un proyecto casi independiente donde tenemos que aportar casi todos nuestros esfuerzos.

EPF: ¿Hasta qué punto Claustrofobias podría convertirse en un movimiento literario?

YR: Más que un movimiento literario, queremos convertirlo en un verdadero movimiento promocional, que se inserte al lado del sistema institucional. Nosotros hacemos una propuesta de promoción distinta donde se reflejan tanto las viejas como las nuevas generaciones. Apostamos a veces por algunos discursos que no son tan oficiales. Sin embargo, al trabajar con escritores residentes en el territorio nacional y fuera de este, hacemos de Claustrofobias un espacio donde converge la literatura cubana. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada