viernes, 17 de mayo de 2013

Orlando Cruzata: “Nunca he sido oveja negra de nadie”


Orlando Cruzata. Foto: Internet

Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu


Orlando Cruzata trabaja como un super obrero. Dondequiera que está, lleva la cámara en el hombro o en la mano para registrar los movimientos y las esencias de la vida. Despeinado y sin importarle mucho la apariencia personal, Orlando estaría dispuesto a jugárselo todo por un encuadre y un fotograma.

Así lo vi en el parque Calixto García Iñiguez de la ciudad de Holguín, durante la 20 edición, del Festival de Juventudes Artísticas las Romerías de Mayo. No lo conocía anteriormente pero no puso reparos en contestar mis preguntas. La conversación que sostuvimos no se la llevó el viento.

EPF: ¿Luego de 15 años de haber creado el programa televisivo Lucas, cuánto cree que ha impulsado el proyecto la realización del video clip en Cuba?

OC: Lucas se creó para eso: para promover, promocionar e incentivar la producción del video clip cubano en todas sus acepciones y para cualquier tipo de música. Hoy día es increíble la cantidad de nuevos realizadores que con muy pocos recursos, nuevas estéticas y tecnologías que no son las que se utilizan para eso, han logrado un buen resultado artístico, técnico y a la vez muy cubano. Y como consecuencia, el gusto que tiene la población juvenil por el video clip cubano.

EPF: En una entrevista a Juventud Rebelde usted manifestó que tenía intenciones de hacer del proyecto Lucas, un café y hasta un canal que solo transmitiera videos clips. ¿Todavía sigue apostando por este sueño?

OC: Yo creo que estamos más cerca que nunca. A partir del día 10 de junio se empiezan a hacer las pruebas del primer canal digital cubano, dedicado a la música. Y a partir de enero deberá estar listo para todo el país. En eso estamos trabajando.

Fotograma extraído de la seccción de Rufo Caballero "El caballete de Lucas". Foto: Internet

EPF: ¿No ha pensado suplir la ausencia tan sentida del crítico Rufo Caballero en el programa?

OC: Rufo Caballero es insustituible. Era un hombre con conocimientos muy amplios y con muchas dotes para comunicar lo que sabía. Lo mejor que podemos hacer hoy, es aprender de su ejemplo y abrir las puertas a los nuevos críticos para que discutan sobre la realización del video clip cubano con otros puntos de vista.

La confrontación y la crítica en el audiovisual son necesarias y más en las producciones televisivas, que llegan a millones de personas. Siempre que la opinión del crítico sea justa y con sentido de conocimiento, será muy pertinente.

EPF: Usted como director del programa Lucas y también como realizador, puede juzgar los videos clips que se facturan en Cuba y por cubanos. ¿Qué podría decirles a los jóvenes realizadores que quieren insertarse en este circuito?

OC: Hay que luchar. Un joven realizador pudo haber nacido con talento, pero lo principal es la constancia y la voluntad: ambas se complementn.

EPF: ¿Es cierto que usted era reconocido como la “oveja negra” en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), y por esa causa fue que se hizo la imagen del Premio Lucas?

OC: (SE RÍE) Eso lo dijeron los diseñadores. En el año 1999 tuve la idea de hacer una imagen del premio, porque lo que se entregó en este momento era un galardón de cristal, bastante feo. Entonces cuando los diseñadores me trajeron la propuesta, fue una oveja negra y yo me pregunté. “¿Bueno, qué hago yo con este oveja negra?” Y ellos me respondieron: “Nosotros creemos que tú, en la televisión cubana eres como la oveja negra”.

Y a mí me satisfizo la idea, sobre todo por el diseño muy atrevido y el espíritu de estar vestido de negro y con las gafas que ya formaba parte del vestuario del conductor del programa. Pero, remarco, esa fue la opinión de los diseñadores y porque nunca he sido oveja negra de nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada