jueves, 21 de noviembre de 2013

El lápiz suda y la mente vuela



Pruebas de aptitud de Periodismo en la Universidad de Oriente
 
Foto: Tomada de Internet.
Enrique Pérez Fumero
enriquep@rect.uo.edu.cu


Ser periodista es como un sacerdocio. Una vez que sientes la vocación, estudias y te vistes con el hábito, ya no hay marcha atrás. Y poco importa si vas con papel y lápiz, un micrófono, una cámara o un smartphone, el hado misterioso del periodismo va contigo hasta el cadalso.

Así comprendo la profesión y así espero —aunque no con las mismas palabras—, que los futuros profesionales del periodismo se manifiesten antes de emprender este camino. Sin embargo, los resultados de la prueba de aptitud realizada el sábado 16 de noviembre, en la Universidad de Oriente, no son muy alentadores.

Un total 26 alumnos, de 86, que se presentaron a la primera convocatoria en Santiago de Cuba, aprobaron con una puntuación entre los 60 y 90 puntos.

El examen de cultura general se componía de 25 preguntas, con la única exigencia de completar un espacio en blanco o seleccionar entre 1 ó 3 criterios. Si bien algunas preguntas se pudieran mejorar desde el enfoque y otras no deberían tener la respuesta dentro de la misma interrogación, los aspirantes apelaron a su imaginación haciendo verdaderos aportes científicos.

Algunas de ellas, aunque era muy fáciles, necesitaban una apropiación de la cultura cubana, la cual no se consigue en los 3 años que dura el preuniversitario. Retomemos algunas de ellas:

La importante transformación tecnológica en el ámbito audiovisual, tras la cual se prevé el llamado apagón analógico, se denomina _______________________________________.

El poeta cubano que dirigió la famosa revista Orígenes, y que se distinguió por un uso profuso y complejo de la metáfora, se llama ___________________________________________.

Foto: Tomada de Internet
Por otro lado, la clave de revisión también debería establecer algunas concesiones para evitar la rigidez a la hora de calificar a un estudiante. La segunda fase de la prueba de aptitud juzgaba la interpretación de un texto, la redacción y ortografía de otros. Sin embargo, resulta muy subjetivo a partir de 1 a 10 puntos, medir la coherencia, cohesión, originalidad. Y más aún, cuando el texto a analizar pertenecía a un ensayo de Fernando Martínez Heredia, Premio Nacional de Ciencias Sociales, pero un científico social desconocido por la mayoría de estudiantes de la Enseñanza Media.

Luego la tercera etapa de la prueba de aptitud: la entrevista oral. A pesar del estrés, los nervios y el cansancio, el alumnado debía hacer un esfuerzo para demostrar la aptitud y la pasión por la especialidad, pero es todo lo contrario.

¡Hablo de mi experiencia, con los estudiantes a quienes tuve de frente!

A penas conocían los medios de comunicación de su localidad y en consecuencia, no los consumen, ni pueden dar criterios de los periodistas que trabajan en ellos. En torno al semanario Sierra Maestra, la mayoría de los alumnos dijo leer la sección “Entre Nosotros” que incluye un consejo de belleza, una frase célebre y la letra de una canción.

Fuera del ámbito de este tipo de preguntas locales, es imposible descubrir la función de un periodista famoso, ni siquiera Gabriel García Márquez, y en términos de escritores cubanos, parece que no existen, ni van a existir.

En los últimos años, la enseñanza superior en Cuba, ha asistido a la depresión de las carreras humanísticas. Cada vez son menos y cada vez, los estudiantes que optan por ellas están menos preparados. No se concibe a un estudiante de humanidades que no lea cualquier literatura, y este hábito comienza a aprenderse desde la casa y luego se refuerza en la escuela.

Un profesional del periodismo debe tener conciente la gestión del conocimiento y la necesidad de prepararse para explicar, persuadir, e interpretar la sociedad a través de cualquier texto o dispositivo. No bastan 5 años de la carrera para formarlo integralmente, ni tampoco un trabajo de diploma defendido con calidad. La escuela de la vida, siempre dice la última palabra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada